miércoles, 28 de noviembre de 2012

El mundialista marcó la diferencia


El pasado domingo 25 de noviembre en el comienzo de los festejos de los diez años de La Bada FC se disputó "El clásico de la década". Los galácticos de C-Bada y Azzurros cambiaron el verde sintético por el verde césped.

Con más público que el televisado de la B por VTV, "El clásico de la década" nos regalo un tiempo para cada equipo. En el primer tiempo el equipo azul fue el que tuvo más posibilidades pero no las supo concretar, y en el  segundo tiempo los rojos tuvieron más chances y la diferencia fue el mundialista.

Lo justo hubiera sido que el partido terminase empatado, pero como la justicia en este país ya sabemos como anda, como muestra me pregunto ¿dónde está Cacho Bochinche?, treinta años divirtiendo, discriminando lo gordo de la flaco, educando niños en la tele, ya pasan dos años sin Cacho y no escucho voces que quieran interpelar al Ministro de Educación y Cultura.

Para colmo de males, parece que ahora la reina de los bajitos es Claudia Fernández que los sábados de mañana le enseña a los niños a cepillarse los dientes, pero que de lunes a viernes a la tarde te aparece de escote, como para cepillarsela, y te arma puteros con Moria, con una pasajera de Buquebus, bueno pensándolo bien no difiere mucho de la doble vida de Cacho.

Volviendo al partido, la diferencia fue Chamaco Sanchez el mundialista, no solo anotó los tres goles de su equipo, si no que corrió a la velocidad de la luz, y no digo La Luz ex jugador danubiano (que igualmente si hubiera corrido a la velocidad de La Luz le hubiese bastado para destacarse) rompió las leyes de la física y de los códigos fútboleros, si la línea de cuatro  panzonas  mira la pelota como diciendo: "que nadie se moleste en correr que esa pelota se va a afuera". No se corre señor, no se corre.

Como podrán imaginarse el mundialista llegó, y no solo llegó, desbordo por la punta, literalmente se levantó el centro y entró a cabecear. Obviamente fue gol y así los rojos se quedaron con el cásico de la década

viernes, 16 de noviembre de 2012

Simplemente gracias.






No me olvido que este año comencé siendo rojo, el verano pintaba color de rosas, es más en mi último encuentro disputado con dicha casaca, tuve la fortuna de convertir un último penal para obtener unos de los meses de La Bada Cup. Pero como dice Mercedes Sosa, cambia todo cambia.

El ritmo de vida paternal y el trabajo me alejaron del verde sintético por unos cuantos meses. A la vuelta volví a armar el bolso y en él la casaca roja me acompaño por tres jueves consecutivos. Pero para mi sorpresa ya no tenía lugar en el equipo rojo, igualmente los dirigentes rojos insistía que en dicho equipo se respetaban los contratos, pero no fue así.

Una vez más Azzurros me abrió las puertas y confió en mí. Muchos pensaron que Azzurros recuperaba, como dice Bazziii al "artillero del Parque Batlle", pero está vez se llevaron un volante mezcla de Fernando Redondo y Arévalo Ríos, un jugador que en agradecimiento al equipo, corrío, sudo y dejo todo por el equipo Azzurro.

Hoy levanto otro copa, hoy es momento de agradecer a cada uno de los compañeros azules que volvieron a confiar en lo que este servidor podía darle al equipo, a todos, gracias, salud campeones.

También agradecerle a los rivales y a cada uno de los integrantes de La Bada, por seguir manteniendo vivo el espíritu, la ilusión de que al menos una vez a la semana, armó el bolso pensando que soy ese jugador profesional que nunca fui. Jugar a que somos clásicos rivales y compartirlo con amigos, donde cada jueves el país se paraliza porque se juega el clásico, C- Bada vrs Azzurros.

Se terminó un año deportivo, ahora se viene el clásico de la década, la comida de fin de año, la fiesta de los 10 años, y La Bada Cup 2013, porque al final todo vuelve a empezar, salud Bada,  Feliz 2013