lunes, 29 de octubre de 2012

El show del reclame celeste

Después de mucho análisis sobre el rendimiento de la selección uruguaya de fútbol. Conferencia del maestro Tabaréz inclusive, nadie mencionó el real motivo de la merma del volumen de juego de nuestra selección. El show del reclame celeste.

Nadie puede dudar de la sana competencia que tienen fuera de la cancha el Loco Abreu y la Tota Lugano por el liderazgo en la ronda de mates de las concentraciones celestes.






 ¿Quién comenzó con este marketin celeste? ¿fue Forlan? ¿Suarez? ¿El pato celeste? Desde este humilde espacio estamos en condiciones de afirmar que el verdadero cumplable es el amigo de Sergio Gorzy, de Alberto Sonsol y de Rafael Cotelo: Ruben.

En el afán de Ruben por superar a Roberto Carlos, se hizo amigo de Dario Rodriguez, el cual fue el nexo entre Ruben y José María Franco, hasta lograr la amistad con Rodrigo Mora. A su vez Mora le comentó al Monito Pererira de esta veta monetria para los deportistas uruguayos.

Y fue el Monito Pererira el que trajo el flagelo de la propaganda al proyecto Tabaréz. Los delanteros se rasgaron las vestiduras para quedarse con las principales marcas de televisión digital.

Pero el hombre de Cristo no quizó perder otra vez, como ya perdió en la cancha, ya que hace dos años es el mejor volante por derecha de la selección nacional. Entonces opto por quedarse con las golosinas y el mercado hotelero nacional.





No se puede tapar el sol con un dedo, ni tampoco hacer un gol con un canje. Nuestro fútbol debe volver a ser el orgullo de todos, pero para eso se necesita el compromiso de todos los sectores y actores del mismo (inclusive de los de reparto)