jueves, 5 de abril de 2012

Manejate Valor


                

                En esta pequeña ciudad, Montevideo, conducir o andar por la calle no debería ser un problema.  Si como afirma Nix: “aquí nos conocemos todos”. ¿Quién sería capaz de dañar a un conocido?
                Será tal vez la visión de una persona que se está avejentando (así que jóvenes a abstenerse de leer) o realmente el tránsito en Montevideo es mucho  más peligroso que caminar a las cuatro de la mañana por una favela, inclusive existen aquellas personas que prefieren desayunar con el Turco Abdala antes que manejar.
                El último  informe realizado por el BID, indica que es más peligroso manejar por las calles de Montevideo que tirarle la camiseta de Nacional a la hinchada de Cerro. Pues recordemos que Fabián O’nell aún vive entre nosotros, pero muchos de nosotros tenemos familiares o amigos que se han ido en accidentes de tránsito.
                Ganarle cinco minutos al día, llegar antes para poder subir la foto, escribir la crónica en tu blog, llenarse la boca criticando a aquellos que respetan las reglas de tránsito, te cotiza más, te da más prestigio como conductor, te hace sentir ¿buen conductor?
                Pero estamos en una ciudad donde doblamos sin prender el señalero, donde la viveza criolla es adelantar por la derecha, donde a los problemas los tapamos  viajando a contramano.