martes, 13 de abril de 2010

Tone, tone vote a Marrrone.


Bienaventurados aquellos sujetos que pueden vivir del arte de la publicidad. Hombres y mujeres creativos que se encargan de plagar los medios de comunicación con spot, cartelería y mensajes radiales que intentan llegar a nuestro ello, dicho mensaje luego llega hasta nuestro super yo y finalmente surge nuestro desquicio por adquirir tal o cual producto. Muchas veces creo que el único fin de la publicidad es que nosotros hablemos de ella.

Particularmente me refiero hoy al slogan que eligió – aparentemente se dice que creado por el propio candidato – el partido colorado para las próximas elecciones municipales en el departamento de Montevideo: Hey vota a Ney.

Me ánimo a afirmar que un 0,00001% de los montevideanos utilizan la expresión “hey” en su vocabulario. En mis 31 años de vida solo conocí a una persona que utilizaba el “hey” en su vocabulario. El popular “Brasilero”, director técnico, dirigente, canchero y aguatero del Don Bosco – Baby Fútbol – era quién comenzaba cada frase que saliera de su boca con un fuerte: “Hey”. Además el “Brasilero” le agregaba un cálido, “Hey, diga”, por lo tanto el “Brasilero” sería un potencial votante del partido colorado.

Si dicha campaña hubiese sido pensada para las elecciones municipales de Nueva York, otro sería el cantar y posiblemente el partido colorado tendría más chances con su slogan de conseguir adeptos que en estas latitudes.