jueves, 23 de septiembre de 2010

Fin de un ciclo

Una ventana se cierra, pero otras dos se abren.
Primero que nada agradecer a todos los lectores que apoyaron esta iniciativa, hoy le damos un fin a Simplemente Marrrone, pero le habrimos las puertas a otros dos emprendimientos:

El primero de ellos donde las crónicas de la vida iran llenando sus páginas:

Heredero del Pato lucas

El segundo abordara todas las inquietudes deportivas:

¿Qué cobras imbecil?

Espero que los seguidos de este blog se sumen a estas dos nuevas iniciativas, muchas gracias por estar ahí, abrazo de gol para todos.

martes, 20 de julio de 2010

Y pensar que me habían dicho.


Me crié entre cuentos e historias que contaban que Uruguay llegaba a definir los campeonatos mundiales de fútbol. Me hicieron creer que no salir campeón era un fracaso. Me contaban que Uruguay ganaba partidos en donde la emoción del triunfo rozaba lo heroico o hazañoso.

Siempre escuche sobre juntarse hinchas de Peñarol, Nacional, y de todos los equipos a festejar.

Viví ilusionado cada mundial de mis 31 años de vida, en donde Uruguay jugaba pero la realidad me volvía a desilusionar. Fui creciendo y las historias cada vez se hacían más lejanas, fui perdiendo la inocencia de la niñez y me fui convenciendo que sería imposible ver a mi Uruguay entre los cuatro mejores de un mundial.

Gracias Tabarez por devolverme la ilusión, gracias jugadores por devolverme la alegría que me enamoro eternamente del deporte más hermoso del mundo, el fútbol.

miércoles, 7 de julio de 2010

El placer de tener razón.


Muchas veces me pongo a discutir con mis seres queridos simplemente por el placer de tener razón. Este deporte puede transformarse en un vicio muy difícil de controlar, ocasionando en los casos más extremos la caída del cabello, mal aliento, la perdida de amigos y hasta de la pareja. Un ejemplo claro de esto es la tortuosa relación que al día de hoy llevan Batman y Robín.

Interesante resultan los enfrentamientos cuando tenemos rivales de fuste. Dispuestos a todo, inclusive a buscar la respuesta en Google aunque sean las una de la mañana.

La última de estas batallas la originó la serie “El mentalista”. En uno de los capítulos el protagonista responde a la pregunta, ¿dime la verdad?, con un soberbio:

- Darth Vader es el padre de Luke

Una gran respuesta. Diciendo la verdad no aporto nada a la situación planteada en la escena. Pero disparó la discusión sobre cuánto tiempo atrás se había estrenado el último episodio de “La guerra de las galaxias”. Discusión que duró unos minutos hasta que el Señor Google nos iluminó.

En esta oportunidad perdí la batalla. Pero siempre con la cabeza dura y discutiendo y discutiendo con cara de convencido, pues el fin último de estas rencillas esta claro, y es, simplemente el placer de tener razón.

sábado, 22 de mayo de 2010

Yo sólo quería correr con mi botija.


Luís es oriundo de una ciudad pequeña de nuestro país. Desde muy joven se destacó por su resistencia física. Supo competir en distintas carreras en donde dejo bien alto el honor de su pueblo natal. Luís hoy es profesor de educación física, y mientras estudiaba en el ISEF jamás imaginó cómo le iba a pasar factura el tiempo y su pueblo con el correr del tiempo. Como ya lo mencionó Jorge Nasser: “pueblo chico, infierno grande”.

Luís tiene dos hijos; cuando Pedro – su hijo mayor – cumplió nueve años le pidió como regalo que corrieran juntos la maratón de su pueblo. Luís encantado y babeando del orgullo de ser padre aceptó gustoso al pedido de su hijo. En las semanas previas a la carrera padre e hijo planificaban la misma en cada sobremesa familiar. El gran objetivo para los dos era llegar a la meta, sin mayor trascendencia al puesto que ocuparían al terminar la misma.

El día ansiado por ambos al fin llegó. Al comienzo de la competencia todo salía casi como lo habían planificado y soñado en las noches previas. Aunque ambos por la emoción de correr juntos no consideraron una variable para nada menor: los vecinos del pueblo.

Ya en los primero metros algún vecino gritó: - “…Luís ¿qué lento estás?...” A lo que padre e hijo respondieron con una sonrisa. Más adelante otro grito de aliento que se escuchó fue: - “…Luís ya no tenés 20, retirate…” A medida que ambos avanzaban los gritos de aliento se hacían más repetitivos y agresivos Luís poco a poco iba tomando temperatura y su bronca era directamente proporcional a los gritos de aliento.

A muy poco de alcanzar la meta, Pedro trataba de calmar a su padre, lo alentaba diciéndole: - “…vamos papá, ya falta poco para llegar, no escuches más a los vecinos…ya falta poco papá…” Estas palabras calmaban la bronca de Luís, aunque éste no dejaba de pensar en lo ingrato que estaba siendo su pueblo con él. Los mismos vecinos que ayer se enorgullecían del hijo del viento, hoy deseaban que el viento se llevara al hijo.

Luego de la última curva y faltando 300 metros para la meta, padre e hijo debían saltar su ultima valla. El Gordo González los esperaba sentadito en su silla playera, termo, mate y biscochos de por medio. Cuando ambos pasaron corriendo el Gordo cantó: “…Manuelita vivía en Peguajo, pero Luís no la alcanzó…”

Luís inmediatamente explotó en furia, detuvo su marcha encaró al Gordo y le dijo de todo menos lindo, pero antes de retomar su carrera Luís se desahogó por última vez gritando bien fuerte: “…mierda carajo, yo sólo quería correr con mi botija…”

El silencio se apoderó de la meta, padre e hijo cumplieron su objetivo, aunque jamás volvieron a correr juntos. Hasta el día de hoy se comenta en el pueblo: - - “…lo que Luís perdió de velocidad, lo ganó en mal humor…”

martes, 11 de mayo de 2010

Todo sea por llenar el álbum.


En este último tiempo he intentado varias veces dejar de fumar. El pasado verano llegue a estar cuatro días sin humo, pero luego recaí. Ahora con el Mundial se me tiene que dar.

Hace días estaba buscando el álbum del Mundial, hoy por fin lo encontré. Le agradezco profundamente a los hermanos Mosca por el obsequio, por lo tanto si quiero llenar el álbum tendré que dejar de fumar.

Por que con dos vicios no se puede vivir, así que amigos a partir de mañana cambio humo por figuritas.

martes, 13 de abril de 2010

Tone, tone vote a Marrrone.


Bienaventurados aquellos sujetos que pueden vivir del arte de la publicidad. Hombres y mujeres creativos que se encargan de plagar los medios de comunicación con spot, cartelería y mensajes radiales que intentan llegar a nuestro ello, dicho mensaje luego llega hasta nuestro super yo y finalmente surge nuestro desquicio por adquirir tal o cual producto. Muchas veces creo que el único fin de la publicidad es que nosotros hablemos de ella.

Particularmente me refiero hoy al slogan que eligió – aparentemente se dice que creado por el propio candidato – el partido colorado para las próximas elecciones municipales en el departamento de Montevideo: Hey vota a Ney.

Me ánimo a afirmar que un 0,00001% de los montevideanos utilizan la expresión “hey” en su vocabulario. En mis 31 años de vida solo conocí a una persona que utilizaba el “hey” en su vocabulario. El popular “Brasilero”, director técnico, dirigente, canchero y aguatero del Don Bosco – Baby Fútbol – era quién comenzaba cada frase que saliera de su boca con un fuerte: “Hey”. Además el “Brasilero” le agregaba un cálido, “Hey, diga”, por lo tanto el “Brasilero” sería un potencial votante del partido colorado.

Si dicha campaña hubiese sido pensada para las elecciones municipales de Nueva York, otro sería el cantar y posiblemente el partido colorado tendría más chances con su slogan de conseguir adeptos que en estas latitudes.

lunes, 29 de marzo de 2010

No fue un día más.


Antonio se levantó temprano y fue a la cocina de su casa, ahí lo esperaba su abuela como todas las mañanas para desayunar. Las tostadas, el mate dulce, la abuela eran compañeras habituales en las mañanas de Antonio. Mientras desayunaban conversaban sobre el clima, lo violento que se había vuelto el barrio y del repentino cambio de Omar Gutiérrez de canal 4 a canal 10.

Luego de desayunar Antonio se dirigió a su cuarto, tomó su mochila y se fue para la facultad. Pintaba como que el día sería uno más, pero todo cambio cuando en un recreo sonó el celular de Antonio. El mensaje era de su novia, lo invitaba a almorzar, esto rompía la monótona mañana y Antonio acepto la invitación.

Antonio se comunicó con su abuela le avisó que no lo espere a comer y que se quedara tranquila que nada malo le iba a pasar. A las once y cuarto luego de finalizada la clase de orgánica, Antonio sacó sus anteojos Ray Ban de su mochila y se los coloco al mejor estilo Don Johnson, caminó hacia un cajero automático retiró algo de dinero y se subió al 468 rumbo a la casa de su novia.

Durante el recorrido en el ómnibus Antonio decidió pasar por el supermercado que quedaba a pocas cuadras de la casa de su novia para comprar el postre y un refresco, no quedaba bien llegar a casa de su novia con las manos vacías.

Antonio entró al supermercado y camino primero por las góndolas de los fideos, se dio de frente con los fiambres, y ya cuando la geografía del lugar lo estaba poniendo de mal humor, miró por encima de sus anteojos, divisó que al final de la góndola de los artículos para baños estaban los helados.

Justo unos paso antes de llegar a los helados Antonio escuchó gritos, disparos. "Todos al suelo o los quemamos!" se escuchaba desde las cajas, Antonio pensaba y giraba y solo veía jabones y toallas, los gritos se volvía mas desesperantes y los llantos de impotencia se mezclaba con el paisaje sonoro.

Antonio actuó rápido y tal vez sin pensar, eran ellos o yo, mi vida estaba en juego declaró más tarde a un agente policial. Tomo sus lentes Ray Ban y la plata que había sacado del cajero y escondió todo entre las toallas – pues los lentes hubieran sido muy fáciles de divisar entre los jabones - se tiro al piso y respiró profundo, pensando que lo que le estaba pasando tal vez era parte de un sueño.

Antonio estaba siendo parte de copamiento, pero el no estaba copado de vivir ese momento. Mientras los jóvenes delincuentes intentaban reducir a empleados y clientes del supermercado, la tensión subía y los nervios no le permitían pensar con claridad, lo único que lo aliviaba era que sus lentes estaban a salvo.

Luego de varios minutos de tensión y confusión la policía logró reducir a los copadores. Entre la confusión y los gritos Antonio debió identificarse varias veces ante los policías, lógicamente que oralmente al grito de soy cliente, pues sus documentos se encontraban en la entrada del supermercado junto a su mochila en los casilleros destinados par este fin.

Todos intentaban salir rápidamente del supermercado, pero Antonio tenía una misión que cumplir, recuperar sus anteojos y el dinero que había dejado entre las toallas. Hacía las toallas se dirigió y justo en el momento de recuperar su dinero un oficial que lo apunta y le grita, alto en nombre de la ley. Antonio se paralizó y de espalda le grito soy cliente, entonces el oficial bajo el arma y lo acompaño a salir del supermercado.

Una vez afuera tuvo que esperar a los peritos y sobre todo tuvo que esperar más de cuatro horas para recuperar su mochila. A todo esto el almuerzo se había enfriado. Cuando llegó a la casa de su novia por supuesto con las manos vacías, su novia lo esperaba para recriminarle por el tiempo de atraso. Antonio le contó lo sucedido y se quedo a cenar.

Antonio mientras cenaba pensaba, menos mal que la abuela no se enteró que hoy no fue un día más.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Invasión de mosquitos.


En las últimas semanas hemos sido víctimas de una invasión de mosquitos, langostas, polillas y varias especies de bichos voladores que realmente me sorprenden por su variedad y cantidad.

Con respecto a los mosquitos, tengo que contarles que una noche fui atacado por una nube de los anteriormente mencionados insectos. Este ataque provocó que sacara el John MC Claire – que todos llevamos dentro – y me transformara en un asesino de mosquitos a sueldo. Al principio me pregunté: ¿qué haría John en esta situación? Iría corriendo a rosearse en Off, no, seguramente que no. John iría a la cocina tomaría un repasador como arma mortal, se encerraría en el cuarto junto a la jauría y comenzaría a dar batalla, demostrando que realmente es duro de matar. Y eso hice, dejando un montón de cadáveres a mi paso.

Posteriormente a este hecho me tocó viajar en un 468 con dos langostas que no paraban de saltar. En esta ocasión, tal vez por pudor o timidez, no exteriorice el asesino – con conciencia social - que hay en mi. El hecho me pegó para la reflexión platónica, y dejó salir la siguiente reflexión: “…nos volvimos un país tropical…la puta madre…”

miércoles, 10 de marzo de 2010

El barrio ya no es igual.

Como ha cambiado mi barrio cita una de las canciones del Cuarteto de Nos. Si nos detenemos un instante a observarlo – más allá del barrio en cuestión – definitivamente el Cuarteto tiene razón. Dejando de lado los cambios arquitectónicos, a los cuales uno de niño jamás prestó atención, están los cambios de comunicación entre los vecinos.

El uso masivo del celular implicó que ya nadie o casi nadie de el teléfono de un vecino para que el mundo,en caso de emergencia, se comunique con uno. Pues en este pequeño país de casi tres millones de habitantes, hay en el mercado de consumo más de tres millones de celulares. Si bien la relación no es directa o uno a uno, son muy pocas las personas que están dentro del sistema y hoy por hoy no tienen celular.

Ya les había contado en crónicas pasadas de la relación que generó mi barrio con el pichi de la cuadra. Pachamé y corbata – su perro – le daban un toque de folklore a la placita de Yaguarón e Islas de Flores. Por aquellos tiempos los pichis tenían nombre y eran tratados como un vecino más.

Pero los tiempos cambiaron y pasamos de un bando al otro muchas veces sin darnos cuenta. Si cambiaran los tiempos, hoy el Pichi ya no es vecino y al parecer se habrían convertido en archí enemigos. Si no me creen para muestra basta una foto.



PD: Además creo que el barrio ya no es el mismo porque me mudé – perdón que insista con el tema pero estoy copado con la nueva casa –

martes, 2 de marzo de 2010

Lazo rojo, invisible.


Al igual que varios uruguayos y uruguayas, soy uno más que estuvo enganchado hasta el día de ayer con la telenovela “Valientes”. Debo confesar que dicho enganche se debió pura y exclusivamente a las bellezas femeninas que protagonizaban dicha novela – también estaban muy bien los protagonistas masculinos – y a lo choto, poco profundo y trivial del argumento de la misma.

Pero no todo es color de rosa o rojo como el supuesto lazo, que a su vez era invisible. El engancharme con la novela no fue pretexto para no pensar mientras la miraba. Y es aquí el meollo del asunto, desde hace días me cuestiono – no sobre porque carajó me enganche con Valientes – sino que estoy meditando sobre el lazo rojo invisible.

Amigo lector lo invito a reflexionar juntos, cualquier objeto invisible, por definición de lo invisible es incoloro. Por lo tanto si un objeto invisible fuese rojo la lógica indicaría que todo objeto invisible es rojo. Por ejemplo, el alma sería roja.

De donde llegábamos al gran problema, ¿todo objeto rojo sería invisible? ¿Será cierta la premisa: todo objeto invisible es rojo? Ahora antes de entrar en el problema recién planteado, intentemos pensar juntos, si puedo determinar el color de un objeto es porque lo pude observar, si lo pude observar entonces no es invisible. Entonces no vale la pena preocuparse por las dos preguntas anteriormente planteadas al comienzo de este párrafo.

Por lo tanto el lazo rojo invisible no existe.

viernes, 26 de febrero de 2010

El pequeño bonsái.


Yo no soy un fanático de la naturaleza, sólo soy un ser humano que en su adolescencia fue sensibilizado por el Señor Millagui y sus bonsáis. Lo de pequeño del título es una trivialidad, ya que el bonsái por definición es de por si pequeño. El gran responsable de rememorar este tema es mi estilista o peluquero, el Negro Darío. En nuestro último encuentro Darío me comentó que se esta por lanzar la reedición de Karate Kid.

Tenga en cuenta querido lector que la fuente de la información que a continuación voy a desarrollar es mi estilista. Como todos sabemos existen dos tipos de personas que conocen de todo y de todo opinan, uno de ellos son los taxistas y los otros son los peluqueros. Así que a tomar con cuidado la información que aparecerá en esta crónica, tal vez sea toda mentira – el tiempo será el que determine el valor de verdad de esta crónica -.

Viniendo de mi amigo el Negro Darío yo me animaría a confirmar que un cuarto de la información será verdad, un dato para nada menor es que el Negro Darío es hijo de un taxista, es decir que de pequeño creció con opinión certera de casi todos los temas.

En el correr de este año se estaría relanzando Karate Kid. La primera sorpresa es que Daniel Sam sería encarnado por el hijo de Will Smith, por lo tanto Daniel pasa a ser un adolescente negro cosa que no me incomoda en lo absoluto. Supongo que esta decisión esta tomada por la crisis económica que afecta a los Estados Unidos y esta medida sería una caricia para la familia Smith.

Lo que si no tiene perdón de Dios es que el Señor Millagui será encarnado por Jackie Chan. Damas y caballeros que viajan en este medio de transporte, que Jackie Chan protagonice y de vida al nuevo Señor Millagui no lo puedo tolerar. Es un atropello a la razón, una falta de respeto al bonsái.

Por tal motivo convoco a que todos alquilemos de nuestro video club amigo – aunque muchos videos club ya no alquilan videos y si dvd - a partir del próximo viernes Karate Kid al menos una vez al mes y demostremos al mundo que Señor Millagui hay uno solo.

miércoles, 24 de febrero de 2010

El tiempo pasa...


Otra vez nos volvimos a juntar con ex compañeros del liceo, del año 1991 al 1994 vivimos muchas cosas, de las buenas y de las otras.

Juntarse y verse con algunos luego de casi pasados dieciséis años es todo un tema, seguramente porque ya no somos los mismos de aquella época pues la vida a cada uno nos ha dado nuestras propias reglas de juego. Y no es un drama, al menos en lo personal, el hecho que nos transmiten generalmente las películas yanquis de verse viejo, pelado y gordo

El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos, pero nos unen anécdotas, risas cómplices de recuerdos también cómplices, y mucha alegría, por que en general ser adolescente, es ser feliz.

martes, 23 de febrero de 2010

Una pausa obligada por mudanza


Ya instalados en nuestra nueva casa, con el correr de las horas, de los días iremos publicando las crónicas que se fueron gestando en estos últimos días. Luego de las vacaciones y luego del trajín de la mudanza estamos más tranquilos, más serenos, pero con las mismas inquietudes de siempre.

Ahora escribo mirando al cielo, ojo no es que voy caminando mirando para arriba, cosa que deseche luego de un hecho que me sucedió en el pasado mes que en próximas crónicas les comentaré, sino que ahora tengo un hermoso balcón al lado de la computadora, desde el cual se ve el río.

Te mata la envidia, verdad. Pero bueno si una quiere ser un cronista de verdad debe darse ciertos lujos, pero todo es por el bien de ustedes, mis queridos lectores, abrazo de gol y pronto iremos plagando este blog de nuevas historias.

domingo, 24 de enero de 2010

¡Despacio! Niños carnadas.


Era un atardecer hermoso en la linda Santa Ana, la brisa movía la copa de los árboles, los pajaritos cantaban al son de: “uno, dos tres, cuatro, rumba, yo quiero mi rumba”. El celaje le iba dejando lugar a la noche cuando Tita, Analía y Marrrone decidieron acoplarse con el paisaje y salir a caminar por las callecitas del balneario. Juntos recorrieron el lugar asombrados por la paz, la tranquilidad y la falta de malacates de la zona.

En el medio de su caminata advirtieron un cartel que les llamaría la atención y que rompería con la monotonía y tranquilidad del lugar. Analía fue la primera en ver el cartel y les advirtió a Tita y Marrrone, leyendo el cartel:

“¡Despacio! Niños carnadas”

Marrrone al principio pensó que no habría de que preocuparse y les contó a Analía y Tita que su abuela Pocha, cuando Marrrone era niño, los domingos, deleitaba a toda la familia con sus niños envueltos y esto nunca inquietó a ningún integrante de su familia, Eso si afirmó Marrrone: “Mi abuela jamás colocó un cartel en la puerta de su casa promocionando sus niños envueltos, tal vez si lo hubiese hecho eso si me hubiera traumado”. Imagínense llegando a la casa de su abuela y que en la puerta los recibiera un cartel con la leyenda: “Hoy niños envueltos”

Volviendo a los niños carnadas, Tita se percató que el cartel se encontraba ubicado en el medio de la calle enfrente al Club de Pesca de Santa Ana. Entonces si los niños eran sólo carnadas no habría de que preocuparse afirmó Tita. Pero una duda invadió a nuestros caminantes, ¿por qué el cartel comenzaba con una advertencia? Será que el niño carnada es más endiablado que Damián. Será que Chuky es una Barbie bailarina al lado de éstos. Será que aún están molestos con Horacio, porque éste al mejor estilo ballena de Pinocho, se comió a Gabriela. Será que el niño carnada es la evolución más violenta del niño play station. Pues ya lo afirmó Ricardo Montaner: “será, será, será la luna será”.

miércoles, 20 de enero de 2010

Ojos bien cerrados.


Aún recuerdo las palabras de mi padre, aquellas que utilizaba para justificar que Pepe Carvalho o Las gatitas y ratones de Porcel no eran programas televisivos para que un niño mirara. Sus palabras eran las siguientes:

“Aparecen minas en bolas y vos no tenés edad para mirar eso, cuando cumplas 18 hace lo que se te de la gana”

Cuanta pedagogía tenían esas palabras y cuanta pedagogía escondía la cara de mi padre, eso era lo que me limitaba a retrucarle dicha opinión. El pasado martes 5 de enero me encuentro mirando el informativo de canal 10, y como ya tengo más de 18 años cumplidos puedo mirar lo que yo quiera en la tele, sin necesidad de la mirada inquisidora de mi padre que me lo prohíba. El informativo de canal 10 repitió los mismos informes desde la costa este del Uruguay los primeros cuatro días de enero, pero esto cambio el día previo a la llegada de Los Reyes Magos.

Blanca Rodríguez – la conductora de dicho informativo – presentó el informe desde la playa Chihuahua, una de las pocas o la única playa nudista del Uruguay. El informe comenzó con la novedad de que el cronista apareció sin remera, luciendo una típica panza cervezaza, ya el inicio de la nota era bastante bizarro, no había necesidad de que el editor de dicha nota se destapase y destapé a los entrevistados. Un concierto de penes y tetas, en definitiva hombres y mujeres desnudos coparon la pantalla del canal uruguayo, salvo un pene que fue tapado, ¿lo habrán tapado por chico o grande?

Sin ser un moralista ortodoxo – que no lo soy – la nota me llamó la atención por el horario en que fue emitida, 19:30, la misma fue el comentario de charlas en los días posteriores, no por las imágenes sino porque varios amigos tuvieron que aplicarle la pedagogía de mi padre por primera vez a sus hijos. Aunque creo que mi padre ya les hubiera aplicado su pedagogía con Tinelli.

Ahora lo que si es cierto es que si hubiese estado mirando el informativo con mi padre, él sin dudar me hubiese aplicado su pedagogía mandándome al cuarto y quedándose él mirando el informativo.

domingo, 17 de enero de 2010

2 años.

El 9 de enero del 2008…Simplemente Marrrone vio la luz…El blog seguirá creciendo y eso dependerá de dos cosas…ganas de escribir y de que sigan estando lectores…que comenten las crónicas…Feliz cumple para todos.

El 9 de enero del 2008 fue la primera vez que Simplemente Marrrone vio la luz. Hoy llevamos más de 150 crónicas y más de 12 mil visitas, cumplimos 2 años y esperamos seguir por lo menos un año más, para no prometer mucho, no sea cosa que después no podamos cumplir.

Este espacio paso por varias etapas, nació por la necesidad de independizarse del Heredero del Pato Lucas, primer blog de este cronista que conjuntamente con Andrés Caetano administrábamos. Las anécdotas, los hechos curiosos y los deportes se iban acumulando en estas páginas. Hoy contamos con una sección exclusiva de deportes, o mejor expresado, un blog solo para los deportes, Deportivo Marrrone.

El blog seguirá creciendo y eso dependerá de dos factores, el primero de ellos es que yo siga con ganas de escribir y el segundo factor es que sigan estando lectores como Tita, Clara y Pepe que se toman un tiempo para comentar las diferentes crónicas. A los demás lectores anónimos también muchas gracias.

Feliz cumple para todos los que leen, apoyan y están ahí al lado de Simplemente Marrrone.

martes, 5 de enero de 2010

Rosa

…Rosa que maravillosa…dame fuego, dame fuego…etc, etc, etc…

Se nos fue el último bastión de hombría rioplatense. En el 2009 se nos fue el Canario Luna, en este 2010 que comienza Sandro. ¿Dónde irán a parar las bombachas y los culotes cosechados en su carrera? Imagino la tristeza que debe reinar en las sexagenarias de toda América Latina, más unida que nunca para despedir al artista, al cantante de toda una generación. Lo que soñaban Simón Bolívar, José Gervasio Artigas y Polo Pirueta Sventurati hoy se concreta, toda la América unida, en el dolor y en el adiós de un grande. Simplemente ta manana Sandro de América.