martes, 7 de julio de 2009

El corso de la vida a veces me da pena


Querido lectores nuevamente me pongo en contacto con ustedes para contarle algunas sensaciones de la realidad que nos rodean. Días atrás falleció Michael Jackson y el corzo que se armo debido a esto, ya sean en los medios y en su familia verdaderamente da pena.

Cristiano Ronaldo por fin firmo con el Real Madrid y ochenta mil espectadores colmaron el Santiago Bernabeu para recibirlo. La locura humana no tiene límite y llenar un estadio para ver a un tipo dominar el balón verdaderamente también me da pena.

Semanas atrás se realizaron las elecciones internas para que cada partido político eligiera su candidato a presidente para las próximas elecciones de octubre. Lamentablemente las campañas se centraron en imágenes que hablaban de las cualidades de los candidatos y poco se hablo de propuestas para el país.

El electorado en su mayoría no asistió a votar, demostrando una falta de interés importante ante tal decisión. Ahora dentro de aquellos que si fueron a votar la exaltación y la disputa se torno digna de un partido de fútbol.

De este tema lo que me da pena es que terminamos votando por votar y la elección de nuestros candidatos se basa en imágenes para el exterior, si tal se peina, si cual usa traje y de propuestas poco y nada.

Si bien estamos un poco mejor que nuestros vecinos argentinos, cuya elección termino definiendo la televisión, particularmente dentro de esta las caricaturas de los políticos realizadas en el programa de Tinelli. Tampoco estamos tan lejos de eso, ya que a diario en los medios se promueve la idea de que un gran Cuñado uruguayo tendría mucho éxito.

Espero fervientemente comenzar a escuchar propuestas, ideas y proyectos para nuestro país en la próxima campaña. Espero que el electorado además de escuchar esto analice y piensen quienes cumplieron con sus promesas y quienes hicieron la vista gorda.

Y sobre todo espero fervientemente que los uruguayos no tropecemos de nuevo con la misma piedra, pues de esto ya escribió Julio Iglesias.