martes, 19 de mayo de 2009

Chau Mario


Se nos fue físicamente Mario, pero su obra perdurará por toda la eternidad. Si bien nunca leí un libro de su autoría, en estos días he aprendido que varias frases o canciones son un regalo de su poesía.

Su obra podrá gustarnos o no, pero lo que es indiscutible es que el hombre fue y será un grande. Reconocido y querido mundialmente como pocos uruguayos.

Una multitud se arrimó a darle su último adiós. Enorgullece y da fuerzas saber que aún hoy existen hombres que por sus buenas obras trascienden.

Porque vivir es hacer, hacer para que otros se animen a vivir, chau Mario.