miércoles, 13 de mayo de 2009

Algo esta fallando


Estamos viviendo tiempos violentos y eso lamentablemente no es novedad. Hoy todo lo solucionamos a las trompadas, y hasta Paul Kersey y Jhon Mc Clare tendrían miedo de vivir en el Uruguay.

Tal vez se nos fue la mano con el discurso de que todo es valido. El bien y el mal se confunden, no son visibles, no sabemos cual es cual. El límite entre lo bueno y lo malo no se ve.

Nadie se anima a juzgar si lo que pasa en la cotidianidad es bueno o malo, eso se lo dejamos al tiempo, como si el tiempo fuera una especie de gurú o de guía espiritual.

En Uruguay no se acusa peso se comenta. Todos sabemos de todo, hablamos en la esquina, en el bar. Criticamos casi como deporte, pero estamos lejos, muy lejos de actuar.

Y me refiero al simple acto de poder decirle a alguien que los papeles se tiran en una papelera y no en la calle. Al separar una pelea entre compañeros y no sacarles fotos, como si fuese un espectáculo digno de admirar.

Lo bueno es bueno y lo malo es malo. ¿Quién define lo bueno y lo malo? Nosotros, todos, la comunidad que en definitiva parece haber elegido el ojo por ojo como valor a elogiar.

Y es ahí, justo ahí, donde me doy cuenta de que estamos fallando. Aunque tengo la esperanza de que podemos cambiarlo, por que me crié viendo a Batman salvando a ciudad Gótica de los malos, por que creo que se puede vivir en una ciudad Gótica libre, por que históricamente el bien le ha ganado al mal o al menos eso me hicieron creer