miércoles, 25 de febrero de 2009

El hueso nos disfrazó



Nicolás “Hueso“ Newton – y un amigo de este, del cual nunca supe el nombre - celebro su cumpleaños número 30. Para ello organizo una fiesta de disfraces en el club “El Faro”. Mucha cerveza, pachanga y la gente disfrazada – concurrimos con un disfraz de niño de escuela, en claro homenaje a la Escuelita del Crimen – le dieron un toque distinto a la fiesta.

Es la segunda fiesta de disfrace que concurro, y creo que son fantásticas. La mayoría de los invitados aceptan el desafió y se entremezclan los disfraces caseros e ingeniosos, con aquellos disfraces alquilados.

También en el correr de la noche se organizo un certamen para premiar a los mejores disfraces. Luego de que la gente bailoteara a marcha camión, el disfraz ganador en la categoría femenina fue una policía, con el pecho un poco hinchado – motivo fundamental para su victoria – y en la categoría masculina el premiado fue un pirata.

Es justo denunciar desde este espacio que en dichas elecciones hubo tongo, pues en la categoría masculina debió ganar Pata de Bolsa, por ser el mejor disfraz en su concepción ideológica, como también por la economía del mismo.

Igualmente este hecho no empaño los festejos, y la noche se cerró con una Piñata, la cual estaba disfrazada de Bob Esponja - y varios le dieron con un caño, demostrando que Bob despierta una faz asesina en las personas en el entorno de los 30 años –

Feliz cumpleaños “Hueso”