miércoles, 25 de febrero de 2009

Aquamanes



El pasado sábado 24 de enero Chipi y Valentina celebraron su boda en la chacra La tradición. Para asistir a la misma alquilamos una camioneta – sequita – en la cual compartimos el viaje de ida, Vikingo, Patricia, Nahiara, Billi, Polo, Moratorio, Titi, Analía y Marrrone.

Al llegar, con un atardecer esplendido como escenografía comenzamos a disfrutar del beberaje – en el cual no escatimaron en nada – que corrió toda la noche sin parar. Luego de la celebración de la boda, al mejor estilo novela venezolana, comenzó la pachanga.

Desde ese momento comenzaron las apuestas por ver quien se llevaría el premio Big Babosa, y quien sería el primero de tirarse en la piscina que se encontraba al frente del salón.

También es destacar la excelente producción y compaginación realizada por Andrés Cabeza Presi Barbé del video reproducido en la fiesta. Como también lo suelto de palabras que se mostró Chipi a la hora de tomar el micrófono y confesar su amor hacia Valentina, delante de todos los invitados.

Mucha pachanga, pues la familia de La Bada FC, copo la pista. Destacándose el baile del caño realizado por Lorena novia de Germán Ito Vice Barbé, como también el masivo trencito alrededor de Patovica – luego de ser corrido por Moratorio por alrededor de toda la chacra - a la hora de La Lambada.

También se rumorea que para el año que viene, La Bada FC, piensa en sacar una murga para el próximo febrero, luego de lo demostrado en la fiesta a la hora de cantar a marcha camión.

Pero la frutilla del postre fue el final, cuando Biili Di Mauro quien ya había sido seleccionado premio Big Babosa de la noche - al mejor estilo Resistiré en los Martín Fierro - decidió quedarse con todos los premios y se tiro de una a la piscina.

Posteriormente lo siguieron Moratorio, Patovica, Marrrone, Chipi, Cabeza, Ito y Polo. Todos de traje y al agua al son de: “….soy de La Bada y lo sigo siempre a todos lados…”

¡Salud Aquaman!

PD: Pérez no se tiro, pues decidió volver sequito en la camioneta, tal cual había arribado a la fiesta.