domingo, 2 de noviembre de 2008

¡Ojo Patovika!

José Patovika Misa es un hombre de piedra, no por no tener sentimientos y ser un hombre sin compasión, por el contrario Jhon Rambo y Jhon McClane son bebes de pecho si los comparamos con Patovika.

Patovika supo quebrarse el peroné y a los diez días ya se había quitado el yeso para volver a su vida normal.

El pasado fin de semana mientras se disputaba una nueva fecha del campeonato organizado en el Estadio Naranja, Patovika defendiendo los colores de la selección de La Bada recibió a los 5 minutos de juego un puntapié en su rostro. Esto no fue obstáculo para que siguiera jugando el partido.

Luego de finalizado el mismo se sentó en el cordón de la vereda y al sonarse la nariz, al igual que el payaso Plinplin, se le hincho el ojo. Si señoras y señores el ojo y no la nariz, lo cual tira por tierra el mito del payaso anteriormente mencionado.

Velozmente nos dirigimos a la urgencia del Casmu (que sigue en conflicto) en la cual a la brevedad atendieron a nuestro amigo. Por suerte contábamos con la presencia del Dr. Cabeza Barbe que recomendó una especialista de su confianza.

Si bien esperábamos lo peor, la que pudo ser la viuda de Patovika se mostró optimista y confió en que pronto se recuperaría de su nueva lesión.

Al preguntársele a Patovika como se sentía este respondió sonriente: ¡Concha mi madre!



La Bada vrs Puerto