miércoles, 10 de septiembre de 2008

Gato versus Ídolo

Por que soy tribunero y para complacer el pedido de Tito Borja acá les dejo mis reflexiones acerca del Tinelazo de “la Eunice”.

Pobre Sebastián Eguren luego de años de ostracismo y olvido, cuando vuelve al fútbol grande con una actuación similar a la del gran Obdulio Varela, la Eunice lo opaca de esta manera. En los bares la charla comparativa de Obdulio y Eguren duro un día, al otro los borrachos o comensales de siempre ya estaban comparando a la Eunice con todo el equipo del mundial del 50. Formateando en la memoria de los uruguayos la imagen de caudillo del Seba Eguren.

Es que Enice derroto ni más ni menos que al favorito de la tribuna argentina, se comió la cancha y las tarjetas de celulares prepagas.

Mi madre a la mañana del día martes me llamo para hacerme las preguntas de rigor de toda madre. ¿Éstas bien? ¿Comiste? ¿Salí de paraguas que Vázquez Melo anuncio lluvia? No entendía en que se había gastado todos los minutos de la tarjeta del celular, pues estas preguntas generalmente me las envía por mensajes de textos. Al llegar al trabajo me entere de la gesta celeste: “la Eunice le ganó al Marcelo de Belis” (o como se escriba) Ahí entendí que mi madre se preocupa más por Baila Eunice al 1313 que de su propio hijo.

Históricamente nos jactamos los uruguayos de ser un pueblo culto, donde la televisión chatarra era solo para los proletariados incultos, ¿Hoy todos somos proletariados incultos?

En los barrios más afectados por la pobreza las mujeres no tenían salida laboral a no ser que se dedicarán a la limpieza. Hoy así como los varones pueden salir del cante gracias a la pelota y al fútbol, hoy se abre una ventana para las mujeres, la salida del cante para ellas viene de la mano del caño y el baile. Asistimos a la libertad de género en su máxima expresión, cosa que desde este espacio aplaudimos.

Semana de triunfos para el Uruguay, la victoria por primera vez por eliminatorias en tierras colombianas, el triunfo de la Eunice en tierras argentinas y el mas destacable, el triunfo aplastante de los celulares uruguayos ante los celulares argentinos.

Y sobre todo algunas interrogantes que espero que ustedes queridos lectores me ayuden a responder: ¿El gato desplazo a ídolo? ¿El ídolo se desplazo solo? ¿El gato es el nuevo ídolo? ¿El ídolo siempre fue gato? ¿Uruguayos dónde fuimos a parar? ¿Dónde vacunan en la blanqueada?