domingo, 24 de agosto de 2008

Día de la independencia

Fred, Carla y Alexis


Desde hace alrededor de 12 o más años que en el Uruguay el 24 de agosto se festeja “La noche de la nostalgia”. Es una noche donde salen a bailar desde los más jóvenes hasta los más veteranos. La música que se escucha esa noche responde a un repertorio muy variado que va desde Rafaela Carra hasta Sting y que hoy por hoy ha incorporado temas de Karibe con K y Los Fatales.
Usted querido lector se estará preguntando: ¿Qué tiene que ver esto con la independencia? El motivo es simple, es claro. (Espero que me regalen algunos minutos extras por esta propaganda gratis para la compañía de celulares) El 25 de agosto es feriado nacional no laborable, debido a conmemorarse un nuevo aniversario de la declaración de la independencia del Uruguay.
Desde que esta fiesta tomó tintes comerciales podríamos decir que hoy por hoy, ya es una fiesta nacional. Me refiero a La noche de la nostalgia y no a la independencia de nuestro país. Si realizamos una encuesta preguntando ¿a qué se debe el feriado del 25 de agosto?, me animaría a afirmar que de 10 uruguayos 8 responderían que es por La noche de la nostalgia, mientras que los 2 restantes responderían que no tienen la menor idea.
Como me encuentro dentro de ese grupo selecto de 2 uruguayos, hoy me dedicaré a recordar aquellos años en los que trabajaba en El palacio de la música. El motivo de este recuerdo se debe a que la semana pasada me volví a reencontrar con Fred, y Federico compañeros de aquellas épocas.
Fred y la Tía Carla vinieron de visita junto con su pequeño hijo Alexis desde España. Pasamos una velada de recuerdos y nostalgia. Recordando las anécdotas de vendedores de música, recordando los clientes que venían diciendo: “…busco un tema que dice en una parte lalala…”
Uno que en ese momento era un profesional en vez de decirle al cliente que el 99% de las canciones comerciales dicen en algún momento “…lalala…” prefería regalarle una sonrisa y le respondía “…espere que ya le llamo al especialista en lalala…Fredddd!….tenés un cliente que necesita tus servicios…”