miércoles, 23 de abril de 2008

La isla de Gilligan

El pasado domingo pude observar en el Kibón a Gilligan y su actual pareja, hoy ya retirado de los medios de comunicación eligió el Uruguay para pasar sus últimos días. La decisión la tomo luego de ver un comercial donde una señora mayor de origen húngaro recomendaba visitar el Uruguay Natural.

Naturalmente se encontraba sorprendido por mis recuerdos, ya que ningún canal de aire se atreve a volver a poner en sus pantallas “La isla de Gilligan”, por lo contrario escogen rememorar novelas o seriales como “María la del Barrio”, “Alf”, u otra novela donde Natalia Oreiro hace el papel de Raulito y Facundo Arana hace el papel de Facundo Arana.

Hoy por hoy intenta contactarse con la veterana húngara para poderle decirle cara a cara que se siente estafado, al igual que tantos sexagenarios europeos que fueron seducidos por la anteriormente propaganda.

Si bien reconoce el verde de nuestra ciudad me comentó que tiene hora para ser atendido en la Medica Uruguaya, pues en los últimos días le detectaron plomo en su sangre y teme una infección pulmonar debido a la ingesta sin su consentimiento de humo.

Aunque nuestro presidente intento erradicar el hábito del cigarro en lugares públicos y empapelo la ciudad con carteles que citaban: “100% libres de humo”

Según informa el diario La República el humo que posiblemente vuelva en estos días, es una maniobra golpista de los ecologistas de Entre Ríos y los fumadores sanduceros.

Volviendo a mi encuentro con Gilligan terminamos la tarde rememorando escenas de aquel épico capitulo cuando los Harlem Globetrotters visitaron su isla.