martes, 12 de febrero de 2008

Un corto viaje hacia el mar

El pasado 2 de febrero a la una de la madrugada partimos rumbo a Valizas, junto con Analia, Billy, Moratorio, y Jackass. A la altura del Pinar se sumaron Cecilia y Marina, de ahí en más el destino final sería Valizas.

El viaje duro menos que un partido de Copa Davis entre Estados Unidos y Rusia, ya que a las tres horas y dieciocho minutos, ya nos encontrábamos en la Terminal de Valizas (lo de Terminal es una metáfora) Habíamos pactado con Beatriz (mujer que nos alquilo el rancho) que llegaríamos a las 5 de la mañana, pero como el viaje lo realizamos en el “Mac 5” nuestra llegada se acelero.

Ahí nos encontrábamos a las cuatro de la mañana silla playera mediante, comiendo galletitas de arroz y esperando pegar el estirón.